Optimización de las calderas de pellets

Optimización de las calderas de pelletsLos usuarios conocen cada vez más las ventajas que ofrecen las calderas y estufas de biomasa. Se trata de elementos con los que se consigue un ahorro significativo y un calor y ACS de gran calidad. Sin embargo, es necesaria la optimización de las calderas de pellets y de otros biocombustibles, de manera que no se produzcan gastos innecesarios. La instalación de las calderas y de los conductos de salida ha de ser llevada a cabo por especialistas cualificados, quienes no han de permitir ningún error durante los montajes.

Las calderas de pellets y otros productos de la biomasa, gastarán aún menos si el inmueble se halla correctamente protegido en cuanto a conductividad térmica. La casa o empresa que adquiera aparatos con biocombustibles, habrá de estar aislada del exterior con el fin de que no se pierda el calor de la calefacción. Hay varias razones por las que se desestabiliza el ambiente y se deterioran las condiciones interiores en cuanto a temperatura.

Una de ellas puede ser la existencia de errores en la instalación de los aparatos y accesorios (como hemos dicho, por lo cual de tales instalaciones habrán de ocuparse solo profesionales), y también resquicios en las estructuras aislantes propias de todo inmueble, como ventanas, cerramientos de terrazas...

Y también el problema surge cuando, a pesar de estar bien ensamblados tales cerramientos, el material que los compone no es un buen aislante térmico, provocando que el frío del exterior se comunique al interior a través de los perfiles y toda la estructura. Así, las calderas tendrán que trabajar más. Para evitarlo, se proponen estructuras de materiales aislantes y de una muy baja conductividad térmica. El PVC puede resultar muy interesante para estos propósitos, así como también el aluminio con rotura del puente térmico. Solicite presupuesto sobre su caldera de biomasa y salga de dudas respecto a la calidad de los biocombustibles y la manera de ahorrar más con ellos.

Cómo mejorar el ahorro con la biomasa

Cómo mejorar el ahorro con la biomasa
Los elementos vinculados a la biomasa, sean calderas, estufas u otros componentes, han de ser inspeccionados por expertos para que ofrezcan las cualidades más interesantes a los usuarios. Los especialistas le asesorarán cómo mejorar el ahorro con la biomasa, uno de los deseos principales de todos los usuarios que desean servirse de este sistema novedoso y respetuoso con el medio ambiente. Al contrario que otros sistemas, en este se utilizan desechos de industrias madereras, residuos de talas controladas, de limpiezas de bosques...

Dependiendo del tipo de biocombustible, tales maderas serán tratadas de una manera u otra, pero nunca tendrán componentes químicos añadidos, sino las propias sustancias que desprende el material natural al prensarse, como ocurre en el caso de los pellets. Sin embargo, a pesar de la eficiencia y poco perjuicio medioambiental de estos sistemas, hay que tener bien presente que hay que tomar otras medidas para que el ahorro sea realmente eficiente.

Los sistemas utilizados en calderas para ACS y calefacción, o en las estufas solo dedicadas a la calefacción, hace que se optimice el ahorro al obtener una gran capacidad de calor con la quema de poca cantidad de combustible. Sin embargo, si en el inmueble existen resquicios por donde entre el viento o el frío en invierno o en cualquier época fría, de poco serviría una instalación de este tipo. Hay que aislar la casa lo máximo posible, a través de estructuras de cerramientos que puedan resultar válidas tanto para inmuebles antiguos como modernos.

Con estos montajes, los usuarios se asegurarán de que sus calderas de biomasa solo gastarán lo necesario. Asimismo también ser hará interesante la instalación de cerramientos interiores en edificios en los cuales el tamaño provoque que la expansión de la calefacción llegue a lugares en donde el calor no es disfrutado por nadie.

La biomasa y sus características

La biomasa y sus características
Dentro del sector energético la biomasa cada vez cobra más fuerza, tanto como la energía solar o la eólica. Cuando se piensa en la biomasa suelen incluirse toda la materia vida existente, lo que se traduce en la materia orgánica o residuos derivados de origen animal que pueden aprovecharse para obtener energía.

Existen tres tipos de biomasa: la biomasa primaria o vegetal, la secundaria o animal y la residual, ya sea de origen animal o vegetal. Otra clasificación podría ser atendiendo al tipo de actividad que origina el producto como la biomasa procedente del sector primario, la del sector secundario o la del sector de los consumidores.

Además en función de su origen y de las aplicaciones y procesos de transformación posteriores existen distintos productos.

Los residuos forestales proceden de los tratamientos y de los aprovechamientos de las masas forestales, obtenidos tras las operaciones de corta, saca y transporte a pista en todo el proceso de gestión y mantenimiento de las plantaciones de árboles.

Otros son los residuos agrícolas leñosos procedentes de las podas y tratamientos de olivos, frutales y viñedos. Solamente pueden obtenerse en determinas épocas del año.

Los residuos agrícolas herbáceos incluyen la paja y los cañotes de maíz, se usan frecuentemente para grandes plantas de generación eléctrica.

Por otro lado los residuos de industrias forestales y agrícolas son los generados en las industrias de primera y segunda transformación de la madera y de las industrias conserveras, de envasado de frutos secos o de las almazaras.

Para transformar la biomasa en energía existen varios procesos como el de la combustión, gasificación, pirólisis, procesos bioquímicos o procesos térmicos, entre otros.

La combustión que es de los más usados consigue producir calor a partir de la combustión completa de biomasa en presencia de suficiente oxígeno, se produce dióxido de carbono, vapor de agua, cenizas y calor. La biomasa se quema en calderas para obtener energía calorífica.

Biomasa y eficiencia energética

Biomasa y eficiencia energéticaSiempre a partir de la información de profesionales, puede acceder al conocimiento que necesita para obtener los aparatos más interesantes para su empresa o vivienda... aparatos como calderas o estufas de biomasa que, además de ahorrar energía, proporcionan un calor de gran calidad, acogedor y perfectamente adecuados para todo tipo de extensiones en los inmuebles.

Biomasa y eficiencia energética son conceptos complementarios. Con una eficiente instalación de estufas y calderas de biomasa, los usuarios conseguirán ahorrar energía calentando el inmueble lo que realmente requiere.

En Zaragoza y toda España puede optar por la asistencia de profesionales dedicados a la eficiencia energética y a la biomasa. Los ajustes e instalaciones de las calderas y otros dispositivos para la difusión de ACS y calefacción mediante biomasa, deben ser siempre proporcionados por especialistas cualificados. Los nuevos dispositivos incluyen sistemas de ahorro inteligente, según los cuales se gastará solamente lo necesario.

Una de las principales ventajas de la biomasa es que no resulta tan perjudicial para el medio ambiente como otros sistemas clásicos. Las emisiones de gases tóxicos son mínimas cuando los sistemas son de calidad y están bien instalados.

Otra de las ventajas de la biomasa es la posibilidad de almacenamiento de los biocombustibles. Se almacenan muy fácilmente, requiriendo poco espacio. Es el caso de los pellets, cilindros de muy pequeño tamaño, se almacenan muy fácilmente para luego ser utilizados también de manera muy fácil. Quizá los pellets sean los combustibles que mejor eficiencia energética ofrezcan; en todo caso, la calidad de unos y otros también determina la calidad de calor, las emisiones y el coste.

Para resolver cualquier duda que tenga respecto a los productos de la biomasa, contacte con especialistas cualificados... profesionales que le proponen también el montaje de cualquier accesorio para que los aparatos de biomasa funcionen de la manera más óptima en todas las circunstancias.

Estufas y calderas de biomasa

Estufas y calderas de biomasa
Cada vez más personas optan por la calefacción sostenible y apuestan por las estufas y las calderas de biomasa que se alimentan de combustibles orgánicos como pueden ser los huesos de las aceitunas, las cáscaras de nuez o las astillas.

La manera más sencilla y extendida de consumir biomasa es a través de los llamados pellets que son cilindros resultantes de comprimir diversos residuos como los serrines y las astillas de los árboles y que tienen alta densidad además de un alto poder calorífico.

Hay distintos tipos de calefacción que funciona con biomasa como las estufas de pellets que sirven para calentar el aire y están disponibles en diferentes potencias, en función del lugar que se quiera calentar.

Otra son las calderas de pellets que servirán para calentar toda la casa y también para suministrar agua caliente, estas calderas van conectadas a un circuito. Suelen ser automáticas, incluso algunas también se limpian de forma automática son las más sofisticadas. Estas calderas disponen de un gran depósito de agua sanitaria y están diseñadas para optimizar el espacio, por lo que no tendrá problemas al colocarla.

Otro tipo son las calderas de pellet de condensación entre las que destacan las de gas, pero desde hace meses ya pueden encontrarse en el mercado calderas de condensación que se alimentan con biomasa.

También están las calderas o estufas de leña que como no funcionan con pellets, rinden peor, es decir el combustible tiene menos poder calorífico y por lo tanto es más difícil regular la temperatura.

No tenga dudas ya que cualquier caldera puede sustituirse por una de biomasa puesto que la principal diferencia es que las calderas más antiguas queman gasoil o gas y las de biomasa queman material que es sólido. Incluso podría aprovecharse la instalación de otra caldera, aunque esto hay que consultarlo con un profesional en calefacciones y calderas.

Con este tipo de tecnología los usuarios consiguen ahorrar combustibles y además estas calefacciones rinden mucho más.

Tipos de calderas de biomasa

Tipos de calderas de biomasa
Los operarios de las empresas de biocombustibles, le informan sobre los tipos de calderas de biomasa más convenientes para su características y espacio. De la misma manera que los sistemas que se alimentan con combustibles fósiles, las calderas de biomasa proporcionan a los edificios calefacción, agua caliente sanitaria o los dos servicios al tiempo. Una de las características que las diferencia con las calderas convencionales, es que funcionan quemando combustibles sólidos, sean huesos de frutos, cáscaras o pellets.

Hoy en día, una buena parte de las calderas con biocombustibles, se sirven de automatización en cuanto al apagado y encendido, así como al control sobre las condiciones del calor de la calefacción o el ACS. Este tipo de calderas utilizan aproximadamente un 90% de la energía del biocombustible, ofreciendo excelentes condiciones de habitabilidad.

En este post nos referiremos a las diferentes calderas de biomasa, productos de alta tecnología para cubrir diferentes necesidades en el ámbito de la calefacción y ACS. Por un lado, están las calderas convencionales adaptadas para la biomasa. Se trata de productos que ofrecen un rendimiento medio y la automatización es limitada, pues se trata de calderas de gasóleo o carbón adaptadas para los biocombustibles. Sin embargo, puede tratarse una de las opciones más interesantes si no se dispone presupuesto para comprar un nuevo producto y se contacta con especialistas en adaptación de calderas.

Por otro lado, las calderas estándares de biomasa suelen dedicarse a la quema de un biocombustible concreto. Por ejemplo, se hallan las dedicadas exclusivamente a pellets.

Las calderas de biomasa mixtas son una opción interesante y rentable. Con estos productos, se obtiene la posibilidad de utilizar dos tipos de biocombustibles dependiendo de las necesidades.

Por último, las calderas de biomasa de condensación son de las más avanzadas, aunque están diseñadas solo para pellets. Ofrecen un gran ahorro y un calor y ACS de gran calidad.

Montaje de calderas de pellets

Montaje de calderas de pellets
Le proponemos un grupo en Zaragoza especializado en biocombustibles y todos los accesorios de biomasa, incluyendo calderas de última generación para una optimización de la calefacción y ACS en los edificios.

El montaje de calderas de pellets y con otro tipo de biocombustibles, como astillas de pino, briquetas o cáscaras de fruto seco, ayuda a que en los hogares haya un calor de calidad en el invierno, con unos servicios de agua caliente a la altura de los mejores sistemas.

Este tipo de productos consiguen ahorro, además de buenas expectativas en cuanto a posible contaminación atmosférica. Además los pellets y otros biocombustibles provienen de desechos de la madera, por tanto tampoco suponen un problema en cuanto a deforestación y otros perjuicios ecológicos.

Calderas de biomasa

Calderas de biomasa
Es fundamental entrar en contacto con especialistas cuando se desee instalar calderas de biomasa, pues son aparatos de cuya buena instalación depende su eficacia. Esta es evidente en cuanto al ahorro y otras características.

Las calderas con biocombustibles ofrecen muchas ventajas, entre otras su gran capacidad para proporcionar calor de calidad a cambio de poco gasto en combustible. Hay calderas que funcionan solo con pellets y otras que queman biocombustibles como cáscaras o huesos de fruto seco.

Infórmese con personal especializado que le da consejos y asesoramiento para que encuentre la caldera de biomasa más apropiada para su espacio y circunstancias. Nuestro equipo en Zaragoza asimismo le informa sobre las características de las briquetas, de la astillas de madera y otros biocombustibles.

Venta de pino, roble y haya

Venta de pino, roble y haya
Puede contar con profesionales para realizar instalaciones de biomasa en su propio domicilio, empresas, instituciones... Cualquier inmueble puede beneficiarse de la obtención de calefacción y de productos derivados de la madera como biocombustibles.

La venta de pino, roble y haya es otra de las posibilidades que ofrecemos desde nuestra empresa. En Zaragoza y para otros lugares proponemos el pino como una madera idónea para realizar múltiples trabajos, y también perfecta para prender fuego.

Así como la madera de roble y haya son duras y tienen un gran poder calorífico, el pino aguanta menos, por lo que no sería tan indicado para alimentar estufas o calderas de leña. En todo caso, póngase en contacto para obtener todas la información por parte de profesionales del sector.