¿Cómo funciona una estufa o caldera de pellets?

La biomasa se utiliza a nivel domestico básicamente en instalaciones de calefacción como estufas, calderas y chimeneas, también hay en el mercado algunos modelos de cocinas y hornos domésticos.
La moderna tecnología de las estufas y calderas automáticas de pellets ha alcanzado el mismo nivel de automatización y confort que las calderas de gasoil o de gas, alcanzando los mejores niveles de rendimiento y disminución de emisiones.
Existe una amplia gama de modelos de estufas de pellets en el mercado, las potencias van de 9 a 12 kw de potencia, que permiten calentar espacios de hasta 300 m3

En cuanto a calderas la gama de potencias y modelos es también amplia y las potencias
van de 25 hasta 500 kw.

Estufa de pellets

Las calderas y estufas de pellets extraen el combustible de la tolva o de un silo, mediante sistemas automatizados como un “tornillo sinfín” que adecua la velocidad a la demanda de la caldera.

También incorporan sistemas de encendido automático mediante una resistencia eléctrica y sistemas automáticos de limpieza de intercambiadores.
Al igual que para uso domestico la biomasa y los pellets se utilizan en instalaciones de calefacción colectivas para hospitales, escuelas , piscinas y también para industrias que requieran calor, tanto en forma de agua caliente como vapor, con análogas ventajas económicas respecto a la utilización de combustibles fósiles.

Caldera con alimentación desde almacén o silo Caldera con almacén


En resumen, la biomasa es la mejor alternativa a los combustibles convencionales para
calefacción. Ecológico, respetuoso con el medio ambiente técnicamente muy
desarrollado, de fácil instalación y funcionamiento.