¿Cuándo debo limpiar la chimenea?

La limpieza de la chimenea depende del número de veces que la usemos, el tiempo de uso y el combustible que usemos. Cuanto mayor sea su uso, más a menudo deberemos limpiarla. Como base, si la necesitamos cada día, lo mejor es limpiar una vez al año: al final de la temporada o al inicio, si sólo la usamos los fines de semana, con hacerlo cada dos años será suficiente.