Elegir entre leña y briquetas de madera

Basándonos en nuestra experiencia, lo ideal es utilizar una combinación de ambos productos.
Lo aconsejable es emplear las briquetas para comenzar el fuego y elevar la temperatura de nuestro hogar rápidamente.
Una vez conseguida la temperatura deseada, añadiremos leña para mantener esa temperatura.
Las briquetas son ideales como iniciador de fuegos y en chimeneas cerradas su rendimiento es óptimo.
La leña es lo más recomendable para chimeneas abiertas, barbacoas, hornos de asar y para mantener la temperatura en chimeneas cerradas.